Recent Posts


Raúl Gamboa
Regidor pinche, intimidador y sinvergüenza

El escatalógico miembro del cuerpo colegiado del peor ayuntamiento de la historia de Solidaridad, Jorge Hernández Maldonado se vale de su cargo para estafar ciudadanos dejando como garante su puesto de regidor. Ahora estafó con 150 mil pesos a quien es todo un personaje de la Quinta Avenida de Playa del Carmen. Se trata de Jacinto Grau Ávila, mejor conocido como “El Pirata” apellidado “Corazón de León”.

Las andadas criminales de Jorge Hernández quien se ostenta como “ingeniero” (lo cual tendrá que comprobar ahora ante la autoridad) no son nuevas porque su pasado histórico en problemas legales certifican su comportamiento vil ante la sociedad.

En esta ocasión se aprovechó del sueño de un hombre trabajador  -y sobreviviente de un cáncer de garganta que le sesgó la voz- para timarle un dinero que ahorró por mucho tiempo, prometiéndole a cambio hacerle realidad esa ilusión de vida: una patente de licores.

Pero lo trágico en cuestión política es que Jorge Hernández es regidor de “oposición” (PAN) y resultó ser más afín al presidente pendejo, Filiberto Martínez, que los propios regidores del PRI, y todo por su demencia de sentirse “empoderado”.

Para que tengan una idea de quién es Jorge Hernández, de cuáles son sus vilezas y cobardías, le acredito 2 hechos: El primero sucedió hace 7 años, cuando por una orden judicial, Jorge Hernández fue lanzado, corrido o echado a la calle con todo y sus porquerías de una propiedad, ubicada en la Quinta Avenida, que intentaba robarle a un extranjero; y el segundo, una carta firmada por su propia hija, cuyo nombre omito por esta ocasión, en la cual manifiesta haberla violado cuando tenía 5 años (la copia fiel de esta misiva está en poder Ruta Diario)

A pesar de estos antecedentes vergonzosos y criminales, Jorge Hernández no tiene la vergüenza y sí el descaro de calificar de “extorsionador” al abogado de “El Pirata”, Luis Manuel López González sólo por reclamar el dinero de su cliente por el monto de 150 mil pesos, y además, utiliza la prepotencia, intimidación e incluso el tráfico de influencias para amenazar a “El Pirata” pues le dijo (y está asentado en la demanda) que por ser  “muy amigo del presidente municipal, Filiberto Martínez, logrará que lo saquen del pueblo y  jamás vería un centavo de su dinero” .

Aquí vemos la impudicia, la prepotencia y el terrorismo que ya sembró este ayuntamiento en los ciudadanos de Solidaridad. Esta postura de un simple regidor, que se dice de oposición, es una prueba más de la represión y el contubernio de un regidor pinche que vendió y vende el membrete de Acción Nacional al mejor postor. La pregunta obliga es ¿por qué los panistas no lo corren de las filas de sus partido? Todo indica que la grave crisis que vive el panismo los obliga a soportar canallas y sinvergüenzas como este tipo.

Por cierto, cuando platiqué con el abogado de “El Pirata”, Luis Manuel López González me dijo que entre los insultos e intimidaciones, Jorge Hernández cuyo alias es “El Chocorrol” le expresó prepotentemente que este asunto no se ventilaría en ningún medio de comunicación ya que “la prensa me pela la verga porque la compré”.

Sin duda una postura demencial que sólo un subnormal o drogadicto intoxicado al máximo puedo decir. Para empezar, este fanfarrón que hoy dice tener mucho dinero para tales fines, hace 2 años no tenía ni para comer y únicamente poseía un vieja vagoneta chocada y destartalada que no podía desplazarse porque estaba descompuesto el motor por no poder pagar la compostura, y que en esas fechas, también debía meses de renta y estaban a punto de echarlo de nuevo a la calle.

No obstante de ser un payaso (con todo el respeto que me merecen los payasos de verdad) lo cierto es que de muerto de hambre que estaba en esos días, ahora sí tiene para regalarle autos de lujo a su novia y comprar camionetas para viajes. Esto puede ser obra de dos situaciones, o bien es muy activo estafando ciudadanos de buena fe como “El Pirata”, pero también el presidente pendejo de Solidaridad, Filiberto Martínez le paga mucho más que el valor de su regiduría para creer tener el control del PAN en Solidaridad y de paso convertirlo en su perro para aprobar reglamentos estúpidos que tienen como objetivo sancionar incluso a minusválidos en sillas de ruedas que usen la infraestructura municipal.

Sin embargo, esa conducta demencial de prepotente no es sólo por el exceso de alcaloides que consume Jorge Hernández, sino porque ya empieza a sentir que su minita de oro se le acaba, le quedan sólo 6 meses más y después seguirá mendingando a ver qué incauto le venderá el membrete de Acción Nacional que hoy está en una verdadera crisis.

Cualquier parecido no tiene culpa Memín Pinguin.
Lo cierto es que “El Pirata” es un personaje de Playa del Carmen, un hombre que vende sus artesanías para vivir, como viene haciendo hace muchos pero muchos años, y sin duda, Jorge Hernández como cual cobarde es, cree que por la discapacidad física de “El Pirata” lo puedo amedrentar y amenazar con un poder que sinceramente no tiene. Con todo respeto, a “El Pirata” le faltará voz, pero no pundonor, respetabilidad, carisma y sobre todo, honestidad y cerebro, que es exactamente lo que le adolece Jorge Hernández Maldonado, el regidor pinche, a quien pensándolo mejor no llamaré escatalógico, lo llamaré pedazo de mierda.


Jorge Hernández alias "El Chocorrol"

No hay comentarios:

| Copyright © 2013 r